Seleccionar página

Esta es una pregunta recurrente de muchos de nuestros clientes que han visto cómo su mala imagen en Internet está afectando a su negocio, a su búsqueda de empleo o a su vida personal.

La respuesta es sí; pero con matices.

Hay casos donde sí es posible borrarla completamente, bien porque la información publicada no es información real, porque daña a su persona o porque ha pasado mucho tiempo desde que se publicó está información.

En cambio, hay otros casos donde borrarla completamente es imposible y la estrategia a seguir es trabajar para que la imagen que proyectamos se revierta, o bien esa persona o empresa pasen desapercibidas.

En todos los casos, en Remove ayudamos a nuestros clientes a encontrar la estrategia adecuada a su caso para que se pueda ayudar a disminuir el efecto de ciertas informaciones y a potenciar y cuidar las informaciones publicadas.

Si has llegado hasta este artículo, lo más probable es porque piensas que tu reputación digital está dañada o en peligro y no sabes muy bien cómo proceder

La primera pregunta que nos surge es, ¿qué es tener mala reputación en Internet?

  1. Resultados negativos del motor de búsqueda

Los resultados que ofrecen buscadores como Google, o Bing en Estados Unidos, son muy importantes. Este es, sin lugar a duda, el índice más significativo para medir la reputación de empresas e individuos.

Los buscadores son las herramientas más utilizadas por los usuarios para acceder a la información en Internet. Y una vez dentro del buscador, las primeras páginas son las que más difusión y repercusión tienen.

Si las primeras páginas están plagadas de noticias que hablan de la mala praxis de nuestra empresa, hilos de foros con comentarios negativos o un porcentaje importante de reseñas negativas sobre nuestra empresa, ¡Sí, te confirmamos que tu imagen online está bastante dañada!

En otras ocasiones, basta con una sola noticia sobre nuestra persona o una acusación en un blog para que nuestra imagen online se vea totalmente dañada. Es cada vez más frecuente, que empresas que están buscando empleados o bancos, hagan un simple rastreo en Google para conocer un poco más sobre la persona y que el resultado de esa búsqueda arruine nuestro proceso de selección o la confianza de la entidad en nosotros se dinamite en una sola búsqueda.

  1. Imágenes comprometidas en redes sociales

Muchas veces hacemos cosas de las que luego nos arrepentimos, como subir imágenes comprometidas a redes sociales. Otras veces son quienes nos rodean o gente que nos quiere hacer daño los que, con mala fe o sin ella, comparten escenas que preferimos que pertenezcan al ámbito de la vida privada.

Otras veces es simplemente nuestro círculo íntimo o ciertos aspectos de nuestra vida privada, o ciertas opiniones pasadas, las que vistas desde el punto de vista profesional pueden llegar a perjudicarnos y queremos eliminarlas.

¿Cómo restaurar la reputación perdida?

Por un lado, la propia persona o empresa puede ser un agente activo que trabaje su propia reputación manteniendo cuidadas sus redes sociales, los distintos perfiles o incluso la página web, trabajando el SEO o las relaciones públicas.

Pero en ocasiones es muy difícil gestionar estos contenidos sin un grupo especialistas que nos respalde. En muchos casos son necesarios perfiles especializados en derecho, protección de datos o SEO y será necesario contratar a una agencia o profesional dedicado a esto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies