¿Qué sucede con la información de una persona fallecida en Internet?

noviembre 4, 2021

A lo largo de nuestra vida las personas vamos dejando información nuestra en internet. Hoy en día esto es algo prácticamente inevitable ya que recurrimos a los buscadores continuamente. Pero, ¿Qué pasa con la información en internet de una persona fallecida? ¿Es posible eliminar esa información? ¿Qué ocurre con las cuentas que han quedado abiertas? En este post podrás encontrar las respuestas que necesitas.

¿Se puede eliminar la información de una persona fallecida en internet? 

Eliminar completamente la información de una persona fallecida en internet es un proceso complicado y no siempre se puede conseguir del todo. 

La ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los Derechos Digitales es la que establece un marco legal en España sobre lo que sucede con la información de una persona fallecida en internet. 

En concreto, es el tercer artículo de la ley el que lo regula y establece dos opciones. Según el artículo, las personas vinculadas a la persona fallecida bien por razones familiares o por herederos son los que podrán dirigirse al responsable del tratamiento de datos y solicitar su rectificación o eliminación. Por otro lado, se puede dar el caso de que la persona fallecida haya designado personas o instituciones para encargarse de sus datos cuando fallezca. Todo esto lo puede hacer a través de un testamento digital que está regulado en la misma ley, en el artículo 96.

En el caso de que la persona fallecida sea un menor o alguien con discapacidad, serán sus representantes legales los encargados del tratamiento de sus datos. 

Los testamentos digitales

Los testamentos digitales son documentos que expresan el destino de la presencia digital (redes sociales, cuentas de correo electrónico, fotos, sistemas de pago electrónico, entre otros) de una persona cuando fallece. Este documento ha de hacerse ante un notario como un testamento normal, y en él se tiene que especificar el destino de los datos y la persona encargada de llevar a cabo esas gestiones. Es bueno adjuntar también un documento con usuarios y contraseñas, aunque luego sufran modificaciones. 

Los testamentos digitales facilitan enormemente la eliminación de perfiles de redes sociales de personas ya fallecidas, además son la solución perfecta para problemas cada vez más frecuentes como la usurpación de identidad

Además gracias a estos testamentos, todos los servicios digitales que la persona fallecida haya comprado, se pueden reasignar a otra persona. Por ejemplo, si ha comprado algún libro, película, aplicación y otro tipo de contenido digital, la persona designada en el testamento digital puede hacer uso de esto. 

¿Qué pasa con las cuentas de redes sociales de un fallecido?

Lo normal es que muchos de los fallecidos no hayan hecho testamento digital. Muchas de las cuentas de foros o redes sociales se cerrarán con el tiempo debido a la inactividad. Por ejemplo, Yahoo cancela automáticamente los correos si han pasado más de 90 días y el usuario no ha entrado en su cuenta. Otras cuentas habrá que gestionarlas manualmente y recurrir a testamentos digitales con la información de una persona fallecida en caso de que lo haya.

Sin embargo, hay cada vez más redes sociales que ofrecen opciones para decidir qué hacer con estos datos. Facebook, por ejemplo, permite designar a contactos en la propia plataforma para que puedan gestionar nuestro perfil. Twitter ha puesto en marcha un servicio en el que poder comunicar el fallecimiento de una persona para que su cuenta sea desactivada aportando la documentación requerida.

Además, hay empresas que se encargan de guardar las cuentas y contraseñas para gestionarlas tras el fallecimiento. 

¿Cómo facilitar la gestión de la información de un fallecido?

Actualmente la información es prácticamente la moneda de cambio principal. Lo cierto es que la inmensa cantidad de activos digitales que maneja un usuario puede hacer que sea más complicada la gestión de los datos, por eso es aconsejable realizar un plan de acción. 

Realizar un inventario de nuestros activos digitales (dispositivos electrónicos que tenemos, lista de blog profesionales, cuentas online…)  es una muy buena opción. Una vez realizado esto es necesario designar a la persona/s apropiada para responsabilizarse de la gestión de esos activos.

Soluciones globalesOficinas Centrales
Operamos en todo el mundo ofreciendo soluciones tecnológicas globales desde nuestra sede.
SedesDónde están nuestros clientes?
Remove Map
Cobertura mundial
SíguenosNews
Mantente al día de las novedades en gestión de reputación online.
Soluciones globalesOficinas Centrales
Operamos en todo el mundo ofreciendo soluciones tecnológicas globales desde nuestra sede.
SedesDónde están nuestros clientes?
Remove Map
SíguenosSocial Media
Mantente al día de las últimas novedades en gestión de la reputación en internet.